Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Lista de lo que debe hacer después de una operación 

Después de la operación, puede tomar medidas para ayudar con su recuperación. Quizás lo internaron (si pasó la noche en el hospital) o le hicieron un procedimiento ambulatorio (si regresó a su casa el día de la operación). En el hospital, es importante que siga las instrucciones del cirujano, el personal de enfermería y los demás proveedores de atención médica. Esto ayudará a que pueda regresar a casa lo antes posible. Hable con los proveedores de atención médica antes de irse del hospital sobre la ayuda que probablemente necesite en su casa. Cuando regrese a su hogar, continúe descansando, pero también intente retomar de a poco sus actividades habituales. Consulte con el cirujano cuándo puede volver a hacer actividades como caminar, levantar peso, hacer ejercicio y conducir.

Llame al cirujano si tiene preguntas sobre su recuperación.

Proveedor de atención médica hablando con un hombre en la sala de examinación.
Para lograr el éxito de la operación, es muy importante prestar los cuidados posoperatorios correctos. Su médico necesita ver que usted está sanando y recuperándose bien. Pregunte cuándo debe regresar para su primera cita de control.

En el hospital

Manejo del dolor

  • Le darán medicamentos para controlar el dolor. Puede ser que los reciba por boca (vía oral), por inyección o a través de una vena (vía intravenosa o i. v.), o tal vez le coloquen un sistema de analgesia controlada por el paciente (PCA, por sus siglas en inglés). Este método le permite controlar sus analgésicos. Siga las instrucciones de uso del sistema de PCA que le dé su proveedor de atención médica.

  • Hable con su enfermero si el dolor no se alivia con los medicamentos o si empeora.

Prevención de una trombosis venosa profunda (TVP)

La TVP es una afección en la que se forma un coágulo de sangre en una vena profunda, generalmente, en la pierna. Una parte del coágulo puede liberarse y viajar hacia los pulmones, lo cual se conoce como embolia pulmonar, una afección muy grave que puede causar la muerte. Las personas que atravesaron una cirugía son más propensas a la formación de coágulos de sangre. El cirujano le indicará uno o varios de los siguientes métodos para prevenir la formación de coágulos:

  • Anticoagulantes. Son un medicamento que ayuda a prevenir la formación de coágulos de sangre. Es posible que le administren un anticoagulante antes o inmediatamente después de la operación. 

  • Medias de compresión. Estas medias elásticas se ajustan con firmeza alrededor de las piernas. Ayudan a que la sangre circule hacia el corazón para reducir el riesgo de que se estanque en las piernas y se forme un coágulo.

  • Levantarse y caminar (deambulación). En cuanto pueda caminar, el personal de enfermería lo ayudará a salir de la cama. La movilización mejora la circulación y ayuda a prevenir los coágulos de sangre.

  • Ejercicios. Hacer ejercicios sencillos en la cama o en una silla lo ayudará a prevenir la formación de coágulos. Mueva los pies en círculos o de arriba abajo de 10 a 30 veces por hora para mejorar la circulación.

  • Dispositivos de compresión secuencial o compresión neumática intermitente. Son fundas especiales que se colocan alrededor de las piernas. Están conectadas a una bomba eléctrica que las infla y las desinfla. Cada vez que se inflan, las fundas aprietan suavemente los músculos de las piernas o los pies. Esta acción fomenta la circulación y previene la formación de coágulos de sangre. Quítese las fundas para no tropezar o caer mientras camina, como cuando se levanta para ir al baño o para ducharse. Si necesita ayuda para quitarse las fundas, llame al personal de enfermería o a otra persona.

Náuseas y vómitos

Son síntomas comunes después de una operación. Si tiene náuseas y vómitos que le causan problemas, asegúrese de informar al personal de enfermería o al cirujano.

Prevención de la neumonía

Para ayudarlo a despejar los pulmones y prevenir la neumonía, es posible que le enseñen ejercicios de respiración profunda y tos forzada. Siga las instrucciones que le haya dado su proveedor de atención médica sobre cómo y con qué frecuencia debe hacer los ejercicios.

Cuidado de la incisión

El personal de enfermería le cambiará el apósito que cubre su incisión. Para evitar que entren microbios en la incisión, no la toque. Antes de salir del hospital, el enfermero le enseñará a usted o a un familiar cómo cuidar la incisión en su casa. Asegúrese de entender las instrucciones. El personal de enfermería también puede ayudarlo con el cuidado de la incisión y otras necesidades cuando esté en su casa. Los enfermeros y otros miembros del personal del hospital lo ayudarán a coordinar la atención que puede necesitar después de salir del hospital.

Análisis de sangre

Después de la cirugía, probablemente le tomarán muestras de sangre para garantizar que se está recuperando bien y que no presenta ningún problema como infecciones, anemia o un nivel alto de azúcar en la sangre (hiperglucemia).

Sonda urinaria

Durante la cirugía, quizás le hayan introducido un tubo (sonda o catéter) en la vejiga para drenar la orina. Después de la operación, el cirujano determinará cuándo pueden sacarle la sonda. Si le dan el alta con la sonda puesta, el enfermero le enseñará cómo cuidarla en su casa. Asegúrese de hacer todas las preguntas que tenga sobre la sonda y cuándo puede llamar al proveedor de atención médica antes de salir del hospital. También es posible que sus familiares o enfermeros domiciliarios lo ayuden.

En su casa

A continuación, se detalla lo que puede hacer en su hogar:

  • Manejo del dolor. Tome los analgésicos según las indicaciones, antes de que el dolor se agrave. No los tome con más frecuencia que lo indicado. Las sobredosis son peligrosas.  Tomar los analgésicos de noche puede ayudarlo a dormir.

  • Prevención de coágulos de sangre y neumonía. Es posible que le dé una TVP o neumonía después de que regrese a su casa. Siga las instrucciones de alta que le hayan dado en el hospital. Para prevenir la TVP, quizás le indicaron que continúe con el uso de medias de compresión y un dispositivo de compresión secuencial o de compresión neumática intermitente, o que tome medicamentos. Recuerde quitarse las fundas de compresión antes de pararse y caminar. En algunos casos, pueden recetarle anticoagulantes y darle el alta. Es posible que deba tomarlos durante algunas semanas después de la cirugía para prevenir la formación de coágulos. Para prevenir la neumonía, quizás le recomendaron que continúe con los ejercicios de respiración y tos que le enseñaron en el hospital.

  • Cuidado de la incisión. Siga las instrucciones que le dieron en el hospital sobre cuándo puede ducharse como de costumbre. Hasta ese momento, mantenga la incisión seca. Esté pendiente de cualquier signo de infección. Dichos indicios incluyen mayor enrojecimiento, sensibilidad, hinchazón, secreción proveniente de la incisión o fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta, o según le haya indicado su proveedor de atención médica. 

  • Actividad física. En la cita de control, pregúntele al cirujano cuándo puede retomar sus actividades habituales sin peligro. Vuelva gradualmente a su nivel de actividad y de ejercicio.

  • Regreso al trabajo. La reincorporación al trabajo dependerá de la operación que le hayan realizado y del tipo de trabajo que tenga. Usted y su cirujano decidirán cuándo puede volver a su trabajo. En general, puede regresar al trabajo al cabo de cuatro a seis semanas si fue una cirugía mayor y al cabo de unos días si fue una cirugía menor. 

  • Conducir. No conduzca hasta que el cirujano le diga que puede hacerlo. 

  • Alimentarse bien. La buena alimentación ayuda al cuerpo a recuperarse. Si llevaba una dieta especial antes de la operación, pregúntele al cirujano si debe continuarla.

Cita de control                              

Mi cita de control se ha programado para el: 

__________________________________________________________

Cuándo llamar al 911

Llame al 911 ante cualquiera de los siguientes síntomas que pueden deberse a un coágulo en los pulmones:

  • dolor en el pecho;

  • dificultades para respirar;

  • frecuencia cardíaca acelerada;

  • sudoración;

  • tos (puede expulsar sangre al toser);

  • desmayo.

También llame al 911 si tiene un sangrado abundante o incontrolable.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su cirujano de inmediato ante cualquiera de los siguientes síntomas:

  • dolor, hinchazón y enrojecimiento en la pierna o el brazo (estos síntomas pueden indicar la presencia de un coágulo);

  • dolor que empeora o que no se alivia con medicamentos;

  • secreción, enrojecimiento o hinchazón alrededor de la incisión;

  • incisión que se abre (cúbrala con un apósito o paño limpio);

  • náuseas y vómitos intensos;

  • fiebre de 100.4 °F ( 38 °C) o más alta, o según le haya indicado el proveedor de atención médica.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.