Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Fractura del pilón del tobillo

Una fractura del pilón es un tipo de rotura de la espinilla (tibia) que se produce cerca del tobillo. En la mayoría de los casos, incluye una rotura tanto de la tibia como del peroné en la parte inferior de la pierna. Los extremos inferiores de esos huesos conforman parte del tobillo.  

¿Cuáles son las causas de una fractura del pilón del tobillo?

Un impacto fuerte es lo que suele causar dicha fractura. Las causas comunes son las siguientes:

  • Una caída desde un lugar alto

  • Un accidente automovilístico

  • Un accidente de esquí

La fuerza del impacto suele hacer que uno de los huesos del pie (astrágalo) se inserte en la tibia. La tibia y con frecuencia también el peroné se rompen. Ese impacto también puede causar otras lesiones.

Síntomas de una fractura del pilón del tobillo

Una fractura del pilón puede causar síntomas tales como los siguientes:

  • Hinchazón de la pierna y del tobillo.

  • Moretones en la pierna y el tobillo.

  • Dolor intenso al tocarse.

  • Incapacidad de cargar peso sobre el pie.

  • El tobillo se ve torcido.

¿Cómo se diagnostica una fractura del pilón del tobillo?

Su médico le preguntará sobre sus síntomas y sus antecedentes médicos. Le harán un examen físico para ver si tiene otras lesiones y revisarán detenidamente su tobillo y la parte inferior de su pierna. Quizás su médico le haga presión en diferentes zonas para ver si siente dolor al tocarlas. También comprobará si hay inflamación y se asegurará de que la sangre le fluya normalmente hacia el pie y el tobillo.

Probablemente le indiquen radiografías de la pierna, el tobillo y el pie para ver si tiene algún hueso roto. También puede que le indiquen una tomografía computarizada para analizar su lesión con más detalle.

Tratamiento de una fractura del pilón del tobillo

Si los huesos de la tibia aún están correctamente alineados, su tratamiento consistirá, por ejemplo, en lo siguiente:

  • Usar una férula para sostener el tobillo en su lugar

  • Usar un yeso o una bota una vez que baje la inflamación

  • Usar medicamentos analgésicos (calmantes)

Si después de su fractura del pilón, los huesos quedaron fuera de lugar, probablemente necesitará cirugía. Puede que, para hacerle la cirugía, esperen a que baje la inflamación. Mientras espera, quizás necesite usar una férula o un fijador externo.

Durante la cirugía, le alinearán los huesos correctamente. También puede que los sujeten en su lugar con tornillos y placas especiales. Esto se llama fijación interna. Si la fijación es fuera de la piel, se llama fijación externa. Es posible que le quiten esas placas y tornillos semanas o meses después. Una vez que la pierna se haya recuperado un poco, es posible que comience a hacer ejercicios de fisioterapia. Puede que deba usar una férula u otro tipo de soporte ortopédico. Es posible que se lo saquen durante la sesión de fisioterapia. Los ejercicios lo ayudarán a fortalecer la pierna y aumentar el rango de movimiento. También necesitará usar muletas, un andador o un bastón durante varios meses después de su lesión.

Siga atentamente todas las instrucciones de su médico. Es posible que su médico le indique lo siguiente:

  • Tome un anticoagulante recetado para evitar los coágulos sanguíneos.

  • No tome ciertos medicamentos analgésicos (calmantes) de venta sin receta que pueden interferir con la recuperación del hueso.

  • Coma alimentos con alto contenido de calcio y vitamina D para ayudar con la recuperación de los huesos.

  • No fume, porque eso puede demorar la recuperación de los huesos.

Posibles complicaciones de una fractura del pilón del tobillo

Las posibles complicaciones de una fractura del pilón tibial pueden incluir lo siguiente:

  • Rigidez de la articulación, algo con lo que puede ayudarlo la fisioterapia

  • Artritis del tobillo, que puede causarle dolor crónico del tobillo

  • Infección, que puede necesitar tratamiento con antibióticos y cirugía de seguimiento

  • Que el hueso no se suelde adecuadamente, por lo que puede necesitar otra cirugía

  • Dolor por las placas y tornillos que se usaron en la cirugía

  • Problemas con la cicatrización de la herida

  • Daños en los vasos sanguíneos o los nervios debidos a la fractura del pilón

  • Coágulo sanguíneo

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica si presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según le indique su proveedor

  • Escalofríos

  • Aumento del enrojecimiento, de la hinchazón o de la cantidad de líquido de la incisión

  • Dolor que empeora

  • Adormecimiento de la pierna

  • Síntomas repentinos y graves, como falta de aire (avise de inmediato a su proveedor de atención médica)

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.