Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

No vuelva a fumar después del embarazo

Las ventajas de no fumar duran toda la vida. Pero los cambios relacionados con el parto pueden estimular de nuevo el deseo de fumar. Aproveche el entusiasmo de tener un nuevo bebé para mantenerse alejada del tabaco. Piense en el primer grito de su recién nacido, en su olor a bebé. Haga un nuevo plan para obtener ayuda para atravesar con éxito estos meses tan atareados.

Haga de su casa un lugar libre de humo

Una vez que deje el cigarrillo, todavía necesitará pensar cómo evitar el humo de segunda mano. Ayúdese a usted misma a tener éxito manteniendo una casa libre del humo de cigarrillos.

  • Pídale a su cónyuge, pareja o persona con la que vive que fume afuera.

  • Dígales a sus amigos y familiares que usted dejó de fumar. Y avíseles que ahora su casa está libre de humo y que a usted le gustaría que respetaran su decisión.

  • Dígales también que usted agradecerá su ayuda. Si ellos mantienen su casa sin humo, su bebé se mantendrá sano y usted sin fumar.

Los beneficios duran toda la vida

Usted dejó de fumar para tener un bebé más saludable. Ahora debe mantenerse alejada del cigarrillo para dar el ejemplo. No fumar le dará también otras grandes ventajas:

  • Leche materna más saludable

  • Menor probabilidad del síndrome de muerte súbita infantil

  • Menos tos y menos resfriados para usted y para su bebé

  • Menor riesgo de que el bebé tenga alergias, asma u otros problemas pulmonares

  • Menor probabilidad de que el niño se convierta en fumador

  • Mayor probabilidad de tener una vida más larga y más sana para compartir con su niño

¿Le cuesta trabajo mantenerse sin fumar?

¿Qué ocurre si no puede dejar de fumar completamente o si vuelve a fumar? Muchas personas lo intentan más de una vez antes de dejar de fumar de forma definitiva. Dejar de fumar es un proceso gradual. Puede mejorar con la práctica. Hable también con su proveedor de atención médica acerca de la posibilidad de unirse a un grupo de apoyo o consultar con un consejero. Y recuerde lo siguiente: Cada cigarrillo que deje de fumar beneficia al bebé y también a usted.

Un error puede ser útil. Si es sincera consigo misma, podrá aprender de sus errores. Trate de responder estas preguntas lo mejor que pueda:

  • ¿Qué sabor tenía el cigarrillo?

  • ¿Cómo huelen sus manos después de haber fumado?

  • ¿Qué ha aprendido de esta tentación?

  • ¿Ha descubierto un nuevo desencadenante?

  • ¿Qué puede hacer para evitar recaídas en el futuro?

Haga un nuevo plan

Es probable que los meses venideros sean increíblemente ajetreados, entre el cuidado del recién nacido, la casa y el trabajo. Busque maneras de cuidarse para evitar la tentación de fumar.

  • Haga ejercicio. Siga practicando ejercicios de respiración profunda.

  • Revise su lista de desencadenantes. Añada los nuevos desencadenantes que vaya descubriendo.

  • Recuerde cómo liberarse del estrés sin necesidad de fumar. Relájese, tome descansos mentales y trate de mejorar su perspectiva de la vida.

  • Descanse mientras el bebé duerme y sepa cuándo decir no a las visitas. Establezca límites. Está bien proteger a su nueva familia.

  • Evite el humo de los cigarrillos de otros fumadores. Es peligroso para su salud y la de su bebé. Además, esto dificulta mantenerse sin fumar.

 

Para obtener más información

Los siguientes son algunos recursos que pueden ayudarle a mantenerse alejada del cigarrillo:

  • smokefree.gov/talk-to-an-expert

  • women.smokefree.gov

  • National Cancer Institute Smoking Quitline: 877-44U-QUIT (877-448-7848)

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.